Cómo eliminar la celulitis de una vez por todas

homeolab_v

La llegada del verano y con él los bikinis y bañadores hace que vuelva la pesadilla de muchas mujeres, y es que la celulitis es uno de los problemas estéticos que más quebraderos de cabeza produce. No obstante y como podemos comprobarlo en el enlace que adjuntamos más adelante, es posible eliminar la celulitis con unos sencillos consejos y algo de ayuda lo más natural posible. Por otra parte si lo que queremos es eliminar grasas localizadas, en este enlace encontraremos los mejores consejos para conseguirlo.

La celulitis o piel de naranja es un conjunto de acúmulos grasos que generalmente se produce en la zona de los muslos y glúteos, y que afecta más a las mujeres por tratarse de una alteración influida por la cantidad de estrógenos en el organismo. Una hormona que además favorece la retención de líquidos, otro de los orígenes de la celulitis junto con el sobrepeso, la vida sedentaria y factores como el estrés o el tabaquismo. Como consejo principal para evitar la antiestética piel de naranja está la realización de ejercicio físico moderado, una alimentación equilibrada y en definitiva un estilo de vida saludable. Pero una vez tenemos el problema, cómo librarnos de él? No es imposible, aunque sí requiere constancia, paciencia y en muchas ocasiones la ayuda de algún tratamiento como la homeopatía y los masajes drenantes.

Según los expertos es posible eliminar la celulitis realizando ejercicio prácticamente a diario, bien sea en gimnasio o dando largas caminatas especialmente en terrenos irregulares o zonas de montaña, ya que se trabaja un mayor número de músculos al tener que contrarrestar el desnivel. Por otro lado es imprescindible beber mucha agua, junto con frutas y verduras y eliminar de la dieta las grasas, azúcares y otros hidratos de carbono. Un cambio en nuestros hábitos diarios puede conseguir que nos libremos de la antiestética celulitis y además hará que mejore nuestra salud, por lo que merece la pena.

Por otra parte existen tratamientos externos como la presoterapia que consiste en realizar masajes drenantes mediante aparatos específicos que intentan disolver los acúmulos de grasa de las zonas afectadas y hacer que el organismo los elimine de forma natural. La mesoterapia es otra de las opciones a la que se puede recurrir, en este caso consiste en inyectar principios activos naturales que logren el mismo efecto que el anterior tratamiento, diluir la grasa y eliminarla de forma natural. En cualquier caso, la dieta y el ejercicio son el mejor aliado para acabar con este tipo de problemas estéticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *