La salud en ambientes cerrados

Las normas que plantea AENOR están todas enfocadas hacia la calidad de aire en interiores. La revisión de higiene en conductos también está regulada por la normativa de AENOR. La norma 171340, en particular, está formada por varias cláusulas, las cuales expondré más adelante. Esta norma pertenece a la legislación de calidad ambiental en interiores. Esta norma se encarga de la validación y cualificación de salas de ambiente controlado en hospitales, particularmente.

Para poder controlar el ambiente interior es necesario establecer unos principios que sirvan de guía para no cometer errores, y formalizar el control a un nivel más generalizado. Los principios de control se crearon especialmente para éso, y se han diseñado ciertos criterios de aplicación que hacen posible que la metodología se ocupe de los temas en cuestión.

Los hospitales han revelado una necesidad de mantener el ambiente desintoxicado, pulcro, puro y completamente higienizado. Por eso tienen que contar con los servicios de empresas y asesorías energéticas, no solo para revisar el gasto energético, sino para establecer los mejores mecanismos para conseguir sus objetivos en cuanto a sanidad en el entorno.

Las normas que se encuentran dentro de la normativa 171340 de AENOR, son diversos documentos que recogen pautas de actuación, límites y herramientas para llevar a cabo las acciones pertinentes según cada caso:
–       UNE 100713:2005: Se encarga de las instalaciones de acondicionamiento de aire en hospitales (aire acondicionado)
–       UNE 100705: La climatización; se mire el caudal del aire en rejillas o difusores existentes para compensar la presión, si fuera necesario.
–       UNE 100012 La higienización de sistemas de ventilación y conductos se encuentra dentro de esta norma.
–       UNE-EN 13098:2001: El entorno y las atmósferas en el lugar de trabajo. Se trata de ciertas directrices para poder medir los microorganismos y las endotoxinas en suspensión en el aire.
–       UNE-EN ISO 14644-1:2000: Salas limpias y locales anexos. Primera parte. Engloba la clasificación de la limpieza del aire.
–       UNE-EN ISO 14644-2:2001 Salas limpias y locales anexos controlados. Segunda parte, que recoge especificaciones para los ensayos y el control para verificar el cumplimiento continuo con la Norma ISO 14644-1.
–       UNE-EN ISO 14644-3:2006 Salas limpias y locales anexos controlados. Tercera parte, que revela métodos de ensayo. (ISO 14644-3:2005)
–       UNE-EN ISO 14644-4:2001 De nuevo, salas limpias y locales anexos controlados; esta vez se trata de la cuarta parte, que hace referencia al diseño, construcción y puesta en servicio. (ISO 14644-4:2001)
–       UNE-EN ISO 14644-5:2005 Hace referencia a las salas limpias, locales anexos controlados, etc… se sirve de un patrón de funcionamiento reflejado en (ISO 14644-5:2004)

La energía, la calidad ambiental y sus normas

La calidad ambiental en interiores ahora mismo es una prioridad para aquellos edificios que tengan algún tipo de responsabilidad para con la sociedad, como por ejemplo, los centros sanitarios. La validación de salas críticas en hospitales es una de las actuaciones que requiere de una norma específica que regule tal validación. Los hospitales son uno de los sectores que más seguridad han de tener, para evitar que las enfermedades se expandan, asegurando así un buen ambiente interior. La higienización de los sistemas de climatización también está regulada por otra norma. Ambas son normas UNE, pero con referencias diferentes. En el primer caso, está la norma UNE 171340, creada para especificar diversos parámetros, gracias a los cuales se instala la climatización de un área crítica, por ejemplo. De esta manera, se asegura la calidad ambiental, y la higiene que se busca en una primera instancia. La segunda norma, la norma UNE 171330, recoge las pautas para la higienización de conductos, entre otros casos. En general, lo que hace es recopilar aspectos imprescindibles para llevar a cabo una instalación correcta de la climatización.

La integración de sistemas es otra acción que se recoge bajo la normativa ISO 14001, al igual que la gestión de calidad, controlada bajo el ISO 9001. El fin último es poder determinar la presencia de contaminantes para poder eliminarlos.

Si entramos en el tema de la energía, tengo que hacer especial hincapié en el elevado consumo energético que tienen los edificios antiguos, por falta de renovación, o falta de interés en los nuevos sistemas de refrigeración o calefacción, entre otros. El coste de la energía, actualmente, ha sufrido un crecimiento del 60% desde 2005. La tendencia a largo plazo refleja un aumento del 16%. El coste de la energía que consume un edificio, además, se iguala al gasto de dos meses de alquiler. Una cantidad de dinero alarmante. La falta de regulación de este tipo de despilfarros energéticos no solo afecta a los bolsillos, sino que contamina el medio ambiente, al utilizar de más energía que bien podría canalizarse de una forma más ahorrativa. La calefacción emite gases nocivos para la capa de ozono, por no hablar de los gases de los coches o de las emisiones industriales. Un edificio, de media, suele gastar entre 20 y 30 euros anuales por metro cuadrado. Si una edificación cuenta con 10.000 metros cuadrados, el gasto asciende a 200.000 y 300.000 euros por año.

 Empresas como Ambisalud están concienciadas con todas estas cifras, y por eso ofrecen servicios de auditoría energética, con tal de evitar que semejantes cantidades de dinero se gasten en vano, cuando se podría hacer todo de una forma mucho más ecológica, y más barata.

Los edificios también necesitan consultoras

¿Quién ha dicho que los edificios no acuden a consultorías? La calidad de aire en interiores es una cuestión que ya tiene representante. Ambisalud es una auditoría energética que se encarga de cubrir estos temas para satisfacción de los edificios y de la gente que se desenvuelve dentro de los mismos. Por ejemplo, ¿Qué sería de los hospitales si nadie hace una consultoría sobre la calidad ambiental? Se necesita un ambiente pulcro, desintoxicado y totalmente higiénico para que los pacientes puedan recuperarse. Pero no solo los  hospitales. Otros muchos edificios que conservan sistemas de filtración antiguos, aire acondicionado o calefacción que consumen demasiada energía, deberían ser revisados. Y para eso está esta consultora.
La eficiencia energética hace referencia al bajo consumo y al ahorro de energía que se derrocha innecesariamente, afectando a las personas, al entorno y al medio ambiente. Además, estamos pasando por un bache económico. Lo más recomendable sería mantener todo el ahorro económico posible, y la energía que consumen los aparatos de aire es bastante considerable. Pero, como todo, podría mejorarse. La salud de las personas es lo más importante, que respiren bien, que conserven el bienestar y que se desenvuelvan en un entorno en condiciones. Y es por eso por lo que consultoras como Ambisalud hacen todo lo posible por cumplir con las normas que establece AENOR.
Ambisalud, además de cumplir sus funciones como auditoría, también realiza inspecciones pertinentes para comprobar que la normativa se está cumpliendo. Por ejemplo, la higienización de conductos es una de las tareas que desarrolla esta empresa. Esta consultora está formada por los mejores profesionales que han dedicado sus estudios a este campo concreto. Son especialistas biólogos, químicos, farmacéuticos, técnicos en salud ambiental, etc… Todos tienen una tarea que implementar, y cada uno se encarga de su sector de la manera más profesional posible.
Todo el personal de esta gran empresa cuenta con la Titulación de Técnicos de Calidad de Ambiente Interior procedente de FEDECAI. Se encargan de analizar periódicamente la calidad ambiental en los edificios que más lo requieran, en primer lugar, y en los edificios antiguos en segundo lugar. Llevan dedicándose a esta labor desde el 2006, acumulando experiencia y clientes contentos. Ambisalud, además, ha sido la primera empresa española que ha tenido el honor de recibir la certificación ISO 9001, y la ISO 14001, certificaciones que otorga AENOR en Inspección de Calidad Ambiental en Interiores. Su campo de actuación también pasa por los hospitales, como hemos mencionado antes, porque tanto la medicina como la salud de las personas se encuentra en un equilibrio bastante inestable dentro de esos edificios, provocado por la cantidad de enfermos que están en él. Es clave mantener un entorno descontaminado.