Enfermedades más extrañas de la piel ¡La 6 va más allá de tu imaginación!

La piel es el órgano más grande del cuerpo, este suele regenerarse por sí solo después de alguna quemadura o un golpe con la ayuda de algún tratamiento. Pero ¿qué sucede cuando nuestra piel no se puede regenerar por si sola?

1.-Piel de mariposa

1p

Su nombre científico es Epidermólisis ampollar, las personas que nacen con esta enfermedad suelen tener la piel extremadamente sensible y vulnerable y que al menor toque suele desprenderse causando una herida parecida a la quemadura, también suelen aparecer ampollas y ulceras.

2.-Neurofibromatósis

2p
Este trastorno suele ser hereditario, consiste en una serie de tumores benignos o manchas que afectan la piel, en algunos casos extremos estos tumores pueden llegar a cubrir el cuerpo por completo.

3.- hipertricosis

3p
Comúnmente conocida como síndrome del hombre lobo. Es muy poco frecuente y solo se han conocido 50 casos desde la edad media pues lo que la padecen cuenta con un exceso de pelo que crece a lo largo de todo su cuerpo excepto en las palmas de las manos y pies.

4.-Xerodermia Pigmentosa

4p
Esta rara enfermedad no permite que el individuo que la lleva sea tocado por los rayos del sol pues la exposición a estos puede causar cáncer de piel. Es de carácter hereditario y se transmite de padres que cuenten con algún parentesco sanguíneo.

5.- Argiria

5p
Esta enfermedad de la piel consiste en el exceso de plata en la piel lo que colora tanto los órganos como la piel de las personas en un color azulado o gris e incluso en algunos casos gris-azulado.

6.- Epidermodisplasia verruciforme
6p

Siendo de origen genético esta enfermedad está fuertemente vinculada el carcinoma. Esta falla impide que el organismo combata el virus del papiloma humano lo que por consecuencia crea escamas maculas y pápulas en manos y pies.

Gracias a ZYZ Clima por este reportaje

Cremas hidratantes para cuidar tu piel

El sol y el descuido de la piel ante las tareas de la vida diaria, genera un problema para aquellas personas que son detallistas con su cuerpo. La deshidratación, granitos, arrugas prematuras, enrojecimientos pueden ser algunos de los primeros síntomas.

Obviamente no le vamos a decir nada nuevo a aquellas personas que conocen de belleza corporal. La crema hidratante, al aplicarse diariamente, vence la famosa “deshidratación”, término con el que se entiende la sequedad que afecta a las primeras capas de la piel, nuestra epidermis, que se encuentra reseca y rígida.

El cutis del rostro es más susceptible a los factores externos por encima de las demás partes del cuerpo, ya que tiene mayor exposición al sol o la polución. Pero, no es la única parte del cuerpo que se resiente por falta de hidratación, la piel del cuerpo también se expone a la agresión que supone el uso de determinados jabones y geles. En este caso, los jabones neutros son una solución importante de la irritación que provocan muchos de los componentes químicos de los jabones más populares.

Puedes conseguir varias cremas hidratantes para el rostro en el mercado, pero es importante conocer cuáles son las que se adaptan a la particularidad de tu piel. Lo mismo sucede con muchos productos cosméticos, al encontrar el modelo que corresponde con tu piel, puede garantizar el éxito del tratamiento.

El tema de la aplicación también es importante. En el caso del rostro, lo mejor es utilizar la crema hidratante a diario, ya sea a la mañana o por la noche. Sin dudas, recomendamos llevar a cabo una hidratación a fondo una vez al mes, allí debes ir a un centro de belleza.

Ten en cuenta que no sólo el rostro se resiente por la falta de hidratación. Es más, injustamente olvidada, la piel de nuestro cuerpo también se expone a la agresión que supone el uso de determinados jabones y geles, con lo cual recomendamos tener cuidado y poner el ojo en estas partes. Por eso, luego de bañarse, lo más cómodo y también efectivo, es aplicar la crema ya que la piel está más receptiva y es más fácil que la crema sea bien absorbida y no manche.

Nosotros te podemos recomendar dos de ellas:

Para saber más sobre este tema, visita: http://www.urbanfashionistas.com.ar/2013/09/las-cremas-hidratantes-ideales-para-la-piel-sensible/

Varices, un problema hereditario

Nos hemos enterado hace poco: las varices son hereditarias. Lo único que se puede hacer es controlar los factores agravantes. ¿Por qué se producen las varices? Por una insuficiencia venosa crónica. Esta carga genética supone el 97% de las posibilidades de tener varices. La prevención primaria, por tanto, queda prácticamente anulada ante tal porcentaje. La única prevención considerada como eficaz es la centrada en evitar complicaciones una vez las varices ya han salido a la luz. A pesar de ser una mala noticia, no es tan negro como lo pintan. Si se lleva una vida sana, saludable, y con deporte, es más que posible atrasar la aparición de dichas varices. Los hábitos de vida son algo que influye bastante en nuestro metabolismo, y ni nos damos cuenta. No reparamos en ello para casi ninguna enfermedad.

A lo que iba, tener una vida sedentaria o padecer de obesidad son varios factores que no ayudan nada en la lucha contra las varices. El calor y la ropa excesivamente ajustadas son también factores que desencadenan su aparición, o la aceleran. Tampoco es recomendable permanecer quieto, sentado o de pie durante mucho tiempo. La acumulación errónea de la sangre también es otro factor detonante.

El embarazo es una de esas situaciones inevitables que produce una aceleración de la aparición de las varices. La musculatura se suele ir relajando para facilitar todo el proceso de parto, por lo que las venas se vuelven mucho más débiles que antes. Pero, aproximadamente un 80% de las varices que se producen por causa del parto, desaparecen al eliminarse los factores que lo causaban. Las zonas que más sufren este tipo de enfermedad dermatológica sobre las extremidades inferiores. Sobre todo, la vena safena interna (es la más común) y la externa. Además de prevenirlas, existen diversos métodos para tratarlas, como por ejemplo, con la cirugía. La ecografía es el método utilizado para localizar los puntos más afectados, en donde se encuentran esas válvulas que ya no funcionan debidamente.

Si la vena safena está muy dañada, se puede extirpar de forma quirúrgica (safenectomía) Sin embargo, si la lesión no es tan grave, se puede recurrir a la cura hemodinámica de la insuficiencia venosa ambulatoria. Nuevamente, de manos de una ecografía, las válvulas que no funcionan ya se localizan y se ligan de tal forma que se distribuya el flujo sanguíneo. Todo este procedimiento requerirá de anestesia local.

La cirugía tiene por objeto evitar la hipertensión venosa que se puede dar en las extremidades. Para ello, es necesario que la sangre circule libremente. De todas maneras, no siempre se consigue eliminar las venas ya dilatadas con tales métodos quirúrgicos. “Es parecido a lo que ocurre cuando inflas un globo, aunque lo desinfles siempre queda algo estirado. Por eso en estos casos el tratamiento se puede complementar con la escleroterapia. En las varices del embarazo la causa no suele estar en las piernas sino en la pelvis, y no vas a abrirle el abdomen a un paciente para tratarle de varices” comenta el experto Escudero.