Tratamiento al adicto

Para enfrentar la drogadicción es necesario realizar un tratamiento de alcoholismo y drogas. Esto es básico para que el paciente pueda salir del mundo de la drogadicción y pueda estar bien consigo mismo.

El tratamiento, primero se basa en desintoxicar al adicto. Para esto es necesario que la familia esté siempre presente, pues es la etapa más dura por la que pasa el interno, y debe sentir el apoyo de toda su familia para salir adelante.

Asimismo, el proceso tiene una segunda etapa, la cual es la psicológica. Aquí se trabaja con el paciente orientándolo, y dándole a conocer, todo lo malo que tienen los estupefacientes, así ellos poco a poco pueden sacarse la venda de los ojos y logran aceptar el problema que han tenido.

Su rehabilitación es acompañada por distintas actividades que hace. El deporte es una de ellas, y es esencial, pues es ahí donde desahogan toda su ira. Tienen la mente ocupada y no piensan en el consumo o en la necesidad de ingerir los estupefacientes, que son el mal que los ha estado matando poco a poco.

Finalmente ya recuperados pueden decir que han salido del vicio, pero llevan aparte otro tipo de terapia que se da una vez que el interno ha salido de su tratamiento. Ahí es cuando se enfrentará con su pasado y depende de él negarse y evitar retroceder.

¡Cuida tu vida!

Un centro de rehabilitación de drogas es fundamental para un adicto a las sustancias tóxicas que ingiere. Muchos lo empiezan a consumir por varias razones, como la depresión; causada por un sinfín de argumentos. Algunos lo hacen por  problemas de amor, donde, por una infidelidad en su relación se desmoronan y buscan refugio en las drogas.

Al principio, el consumo lo toman como una excusa para olvidar los malos momentos que está pasando, pero poco a poco, se comienza hacer una rutina. El cuerpo empieza a necesitar de esas sustancias para poder estar tranquilo durante el día. Para poder sentirse bien consigo mismo, para poder estar seguro de sí mismo.

Las cosas empeoran cuando la persona no puede parar de consumir. La droga se ha vuelta una sustancia fundamental en su día a día. Para estas personas es algo común, y dicen que lo pueden ‘controlar’. Lo que no saben es que se están metiendo más y más al mundo de la adicción y la negación hace que los consuma por completo, hasta los puede llevar a la muerte.

Es por eso, que ir a los centros de rehabilitación es importante. Si esto se para a tiempo no va ser tan doloroso, ni difícil para el paciente. Es necesario que actualmente se vea las actitudes de los familiares, amistades y conocidos. Un cambio de humor y las alteraciones pueden ser la principal consecuencia en los adictos.

¿Hay droga en tu bebida?

Cada vez más son los casos de introducción de drogas en copas ajenas, discotecas, pubs, bares… Lo que aconsejan normalmente es no separarte de la copa ni para bailar, porque nunca se sabe. Pero ahora, gracias a la compañía DrinkSavvy, podrás saber si tu copa tiene un condimento “extra”. ¿Cómo? Han desarrollado una tecnología avanzadísima que se incorpora al material con el que fabrican las copas y los vasos. ¿Cómo funciona? Muy sencillo, el vaso experimenta un cambio de color muy visible cuando detecta alguna droga en su contenido. Lógicamente, aún está en fase de pruebas y el producto tiene que perfeccionarse para darle un acabado óptimo con una certeza del cien por cien. Otro de los objetivos de la empresa es incorporar esta “tecnología” a todo tipo de recipientes y contenedores de bebidas (latas, botellas de cristal, etc..) con la intención de erradicar un fenómeno cada vez más habitual en Estados Unidos.

Según estadísticas llevadas a cabo solo en Estados Unidos, una de cuatro violaciones, aproximadamente, se realizan gracias al uso de las drogas. Tanto el GHB como el Rohypnol son usados para facilitar los “ataques sexuales asistidos por drogas” a lo largo de una cita. Suelen ser sustancias incoloras, inoloras e insípidas, por lo que la víctima no reconoce que está siendo drogada, y se pueden agregar a bebidas con total normalidad. La víctima, sin darse cuenta, las ingiere y corre el riesgo de sufrir dichos ataques, violaciones, etc…

El problema más común es la mezcla de este tipo de drogas con alcohol. Los efectos son completamente inestables y pueden llegar a incapacitar a la víctima, e impedirle que se defienda.

El GHB es una droga psicotrópica sedante muy utilizada como medicamento para controlar los síntomas de la narcolepsia, el insomnio o la excesiva somnolencia. También tiene un uso terapéutico como suplemento alimenticio neuroprotector. Mezclado con alcohol y utilizado indebidamente, provoca pérdida de conciencia, y es en esos casos en los que se aprovechan de las víctimas.

El Rohypnol, o flunitrazepam, es un fármaco hipnótico, de la familia del diazepam. En Estados Unidos se negó su uso médico por el aumento de violaciones en los noventa causadas, en su gran mayoría, por este compuesto. También pertenece a la categoría de los psicotrópicos, y en Europa se distribuye y vende bajo receta médica en las farmacias. Está indicada para paliar el insomnio y acabar con la ansiedad, además de inducir y mantener la anestesia por vía parentenal. En España y Chile se pueden encontrar bajo receta médica, en Australia la recepta es muy restrictiva, y en el Reino Unido se dejó de comercializar con ella en 1986.

Sin mencionar que el alcohol es una droga depresora del sistema nervioso central, te desinhibe y, junto con alguna de estas sustancias, puede causar efectos terribles en el organismo humano.