No dejes que tu `ratón´ te lesione

Por Álex Beltrán

Es mucha gente la que pasa horas y horas delante del ordenador. Jugando, estudiando o trabajando, los españoles pasamos una media de seis horas diarias delante de la pantalla.

Los médicos ya han advertido de los problemas que puede ocasionar para nuestra salud pasar tantas horas delante del PC: molestias cervicales, dolores de espalda, obesidad, problemas visuales, etc. Según los expertos, muchos de estos trastornos pueden evitarse haciendo descansos cada 20-30 minutos para levantarnos del asiento, descansar los ojos y hacer algunos ejercicios de estiramiento y facilitar la circulación sanguínea.

También es recomendable prestar atención a los elementos como teclados, ratones o sillas para que ayuden a mantener una posición correcta, descansen el cuerpo y nos eviten lesiones graves. Os ofrecemos algunas ideas:

El ratón

Quizá no le prestamos demasiada atención a este periférico, pero es una verdadera extensión de nuestro brazo para interactuar con el ordenador. Debemos de tener claro que la postura de nuestra mano y muñeca son fundamental para evitar el cansancio o problemas mayores como el síndrome del túnel carpiano.

Los ratones han pasado de aquellos con bola mecánica y un solo botón, a los modernos ergonómicos que se ajustan perfectamente a la mano. Ahora están dotados de sensores ópticos o láser o, como los ratones gaming, son capaces de programarse para crear perfiles de usuario en varios botones que nos ayuden a mantener el movimiento en dos, tres o cuatro dedos. Además, mejor optar por inalámbricos, ayudan a aliviar la tensión ya que no nos obligan a estar pendientes y `atados´ al cable.

No menos importante es la alfombrilla sobre la que vamos a utilizar el ratón ya que ésta afecta a la velocidad y su capacidad de respuesta. Intenta que cuenten con una superficie texturizada, así el movimiento será más suave. Cuidado con las reposamuñecas, evita que tengan formas muy pronunciadas que dificulten mantener la muñeca recta.

Teclado

Al igual que los ratones, son el elemento esencial para la comunicación con el PC y poco a poco se van introduciendo mejoras, como los teclados mecánicos o semi-mecánicos, que a diferencia de los de membrana, tienen un pulsador individual para cada tecla. Algunos expertos los recomiendan para evitar dolor en los dedos ya que no es necesario empujar las teclas hasta abajo. También es conveniente ajustar su inclinación, de modo que brazos y hombros estén relajados y las muñecas deberán `flotar´ por encima del teclado y no forzar los dedos.

Silla

No es un elemento periférico como tal, pero sí fundamental para mantener la salud corporal mientras manejamos nuestro ordenador.

La mejor opción será una silla que combina ergonomía y funcionalidad. Mejor con respaldo que tenga almohadillas en las lumbares y cervicales y que cuenten con apoyabrazos. También que regule la altura del asiento y respaldo: los muslos y la espalda deberán colocarse formando un ángulo recto (90º) y con los dos pies apoyados en el suelo o en un reposapiés.

Ventiladores

Está desaconsejado, pero cuántas veces apoyamos nuestro ordenador portátil directamente sobre nuestras rodillas o en la cama cuando estamos en casa. Si no tienes más remedio, con este tipo de soportes – al menos- reducirás el contacto directo entre las ondas que desprende el ordenador y nuestro cuerpo, además, evitarás el calentamiento y que se estropee el motor.

Elevadores del monitor

Su función es la de elevar la pantalla de tal forma que tu cuello no sufra al tener que bajar la mirada. Es conveniente que la vista quede a unos 50 o 60 centímetros de distancia de la pantalla (si estiramos el brazo deberá estar a la altura de nuestros nudillos) y el borde superior del monitor deberá estar al nivel de los ojos o algo inferior.

También debemos dedicar un tiempo a observar los brillos y los reflejos que afectan a nuestra pantalla. Es aconsejable ajustar la luz y el brillo y evitar las luces que inciden directamente sobre la pantalla provocando efecto espejo.