Aumento de pecho: descubre los diferentes tipos de operaciones

Si quieres someterte a un aumento de pecho, es muy probable que te hayas preguntado en qué consiste exactamente esta operación y cómo te la van a realizar. Lo cierto es que la cirugía de aumento de mamas con prótesis es el procedimiento más habitual y uno de los más demandados. Además, es una de las operaciones de cirugía estética que tiene una mayor tasa de satisfacción entre las pacientes. Por eso, en este artículo queremos contarte un poco más y hablar del tipo de incisiones que pueden realizarse en esta operación:

 

-. Incisión axilar: suele ser el más habitual. Consiste en realizar la incisión por la que se introducirá la prótesis por el hueco axilar, en uno de los pliegues, de forma que queda completamente escondida. Esta es una de las principales ventajas de este tipo de procedimiento en relación con otros, el hecho de que la cicatriz queda prácticamente invisible. Aunque en los primeros días o semanas tras la intervención puede quedar algo más roja que las realizadas en otros puntos, con el paso del tiempo es prácticamente imposible verla, ya que se confunde con un pliegue de la axila y, a simple vista, puede incluso parecer una estría. Se trata de una incisión de unos 4 cm de largo, que se realiza ente los dos bordes musculares que limitan la axila.

 

-. Incisión Areolar: como su nombre indica, este tipo de incisión se realiza en el borde inferior de la areola. Es un procedimiento muy común, utilizado por muchos cirujanos, ya que proporciona una vía fácil y directa para colocar la prótesis con precisión. Su principal  ventaja es, precisamente, que permite una gran rapidez en la colocación. En contrapartida, su inconveniente es que implica atravesar la glándula y, en algunos casos, no es aconsejable hacerlo.

 

-. Incisión submamaria: se trata de una técnica muy utilizada en determinados países, como Estados Unidos y, especialmente, cuando se colocan prótesis anatómicas. Consiste en realizar la incisión por debajo de la glándula mamaria. El problema es que la cicatriz queda en el surco y puede ser visible. Por eso, muchos cirujanos no la emplean o lo hacen sólo cuando la paciente ya tiene esta cicatriz de una operación anterior.

 

Sea como fuere, lo cierto es que cada persona es un mundo y lo que a unos no les conviene, a otros puede funcionarles a la perfección. Por eso lo mejor es que hables con tu médico y le consultes, en tu caso concreto, cuál es el mejor procedimiento para realizar la cirugía de aumento de pecho.

Consejos para una correcta salud coronaria

Como ya sabemos el corazón es la bomba que impulsa la circulación.  La sangre es la que lleva los nutrientes y oxígeno a nuestros órganos.

Como ya sabemos, el ejercicio es la clave para la salud.  Recuerda que debes dejar de fumar, y llevar una dieta o alimentación equilibrada y, si haces deporte, considera las diferentes tiendas de suplementación deportiva.  No olvides visitar a tu doctor para hacerte los exámenes de rutina.

Antes, nuestros abuelos usaban las plantas, raíces, frutas y una gran variedad de productos naturales para hacer sus remedios naturales, para curar o mejorar cualquier  tipo de afecciones.

Entre ellas encontramos:

La Miel: Regula el ritmo cardiaco.

El Perejil: Ayuda a controlar el sistema nervioso.

La Cola de Caballo: Mejora la circulación.

Nueces (Frutos Secos): Contienen vitamina B1 (tiamina), muy necesaria para el trabajo del corazón, también contienen fósforo y potasio que son minerales que ayudan al buen funcionamiento cardiovascular.  Las nueces contienen ácido linoleico, uno de los ácidos Omega 3, eficaz para reducir el colesterol y los triglicéridos en la sangre y ayuda a evitar la formación de trombos dentro de los vasos sanguíneos y protege las arterias.

Las Uvas: Su jugo reduce la tendencia de la sangre de formar coágulos dentro de las arterias. Este jugo dilata las arterias, lo cual hace que la sangre circule más fluida y que el colesterol no se deposite en las paredes vasculares.  Las uvas contienen potasio, calcio y magnesio, estos minerales juegan un papel importante en las contracciones cardíacas.  Comer uvas está principalmente indicado para personas que han sufrido una ataque cardiaco, pues, según los estudios, detienen los procesos de degradación coronaria.

Nuestro cuerpo está compuesto por una extensa red de vasos sanguíneos que aseguran la correcta irrigación sanguínea a los órganos. El sistema circulatorio es vulnerable a varias enfermedades.  Este flujo de sangre a través de las venas o arterias puede quedar obstruido por depósitos de grasa.  Hacer ejercicios con regularidad es la mejor manera de evitar problemas circulatorios.  Una dieta baja en sal y grasas saturadas también ayuda a conservar el buen estado de los vasos sanguíneos.

¿Para qué se utiliza el drenaje linfático?

Vivimos en un mundo industrializado, las grandes empresas abarcan el mercado con innumerables productos que ofrecen ser la solución a nuestros problemas, sin embargo la medicina moderna sigue optando técnicas que han trascendido generaciones como lo es la masoterapia ¿Para qué se utiliza el drenaje linfático? Se usa con el fin eliminar irregularidades en la piel causadas por diferentes razones.

En Madrid hay servicios de drenaje linfático que consiguen resultados extraordinarios, muchas personas han tomado esta práctica para conseguir mejorar su calidad de vida a nivel físico y espiritual.

Esta terapia busca actuar en todas áreas del cuerpo mediante masajes los cuales se realizan con las yagas de los dedos. Así como el agua cumple un ciclo constante, el sistema linfático también necesita mantener un drenaje continuo el cual se logra a través de un mantenimiento terapéutico.

Este sistema funciona como transportador de células inmunes y anticuerpos, contribuyendo a la activación y formación del sistema inmunitario que se terminan convirtiendo en las defensas de nuestro organismo.

¿Para qué se utiliza el drenaje linfático?

Se utiliza para activar la circulación linfática a través de suaves masajes sobre la piel, este impulsa y estimula las retracciones rítmicas del linfangión, logrando mejorar la coordinación y ligereza del mismo. Ideal para pacientes con varices, artritis, celulitis y problemas relacionados con el flujo sanguíneo.

Las mujeres cuando se encuentran embarazas suelen presentar dolores de espaldas y pies hinchados, no obstante esta técnica permite aliviar y desinflamar aquellas zonas afectadas producto del peso causado por el bebé.

Las personas que sufren problemas nerviosos también son beneficiados con esta terapia natural, ya que los vasos linfáticos actúan sobre esta parte del organismo los cuales pueden ser tratados por el drenaje linfático.

Otras enfermedades que logra abatir esta disciplina abstracta son problemas vinculados con el sistema respiratorio, migraña o vértigo, edemas, manchas en la piel, ansiedad y otros. Sus beneficios son depurativos, estimulantes y eficaces.

En resumen este método abarca diferentes problemas relacionados con la salud mental y física, muchos salones orientados a la masoterapia integran esta metodología medicinal dentro de su menú. No pierdas la oportunidad de conocer el drenaje linfático, una herramienta que te ayudara a conseguir una mejor calidad de vida.